Red de Líderes Contables del Perú y del Mundo

¿Cómo determinar si la entidad es un grupo? Al realizar auditoría de grupo

Cada vez toma mayor relevancia e importancia el rol del socio del encargo del grupo, al realizar una auditoría de grupos, conforme a la NIA 600, Consideraciones especiales-Auditorías de estados financieros de grupos (incluido el trabajo de los auditores de los componentes)

El socio del encargo del grupo, como se define en la NIA 600, es el socio u otra persona de la firma de auditoría que es responsable del encargo de la auditoría del grupo y de su realización, así como del informe de auditoría de los estados financieros del grupo que se emite en nombre de la firma de auditoría.

Cuando varios auditores actúan en conjunto en la auditoría del grupo, los socios responsables del compromiso y sus equipos constituirán, de forma colectiva, el socio del encargo del compromiso de la auditoría del grupo y el equipo del encargo del compromiso de la auditoría del grupo, respectivamente.

Es importante recordar que el socio del encargo del grupo (o de los socios conjuntos del compromiso de auditoría del grupo) debe desarrollar la estrategia de auditoría del grupo, así como de la dirección, supervisión y realización del compromiso de auditoría del grupo, de conformidad con las NIA y los requerimientos legales y reglamentarios aplicables, así como de que el informe de auditoría que se emita sea adecuado a las circunstancias. Por ello, el informe de auditoría sobre los estados financieros del grupo no hará referencia al auditor de un componente.

Una auditoría de grupos puede ser cualquier encargo de auditoría en el que exista más de un componente que contenga información financiera separada, sin importar si más de un equipo del compromiso de auditoría realiza el trabajo.

Es importante recordar que al efectuar una auditoría de los estados financieros de grupos, hay algunas consideraciones a tomar en cuenta, principalmente para aquellos encargos de auditoría que involucren auditores de componentes, por lo que es responsabilidad del socio del encargo del grupo lo siguiente:
  • La identificación de los componentes significativos.
  • La comprensión de los auditores de componentes.
  • La naturaleza, oportunidad y alcance de la participación del equipo del compromiso del grupo en los procedimientos de evaluación del riesgo, realizados por los auditores de componentes sobre la información financiera de los componentes.
  • El establecimiento de la materialidad.
  • Los procedimientos de auditoría a ser realizados sobre esos componentes.

Se puede considerar que el proceso de auditoría de grupos consiste en las mismas actividades principales que una auditoría de un componente único. Sin embargo, existen consideraciones adicionales al realizar una auditoría de grupos. Dentro de estas consideraciones especiales se encuentra el determinar si la entidad es un grupo, tema principal de este artículo.

Consideraciones clave para determinar si la entidad es un grupo:

  • La determinación es dependiente de la identificación de los componentes.
  • La variedad de factores a considerar en la determinación.
  • La determinación requiere del juicio profesional.
Identificación de los componentes

Una auditoría de grupos es la auditoría de los estados financieros del grupo, es decir, los estados financieros que incluyen la información financiera de más de un componente.

La determinación respecto a si una entidad representa un grupo se basa en la identificación de los componentes dentro de la entidad. Un componente representa una entidad o actividad de negocios por la cual la administración del grupo o del componente prepara la información financiera. Esta determinación puede ser compleja ya que los grupos se estructuran de manera diferente.

Es importante comentar que los requerimientos de una auditoría de grupos aplican donde se realiza el trabajo sobre la información financiera de los componentes, sin importar si este es realizado por:
  • Auditores de componentes que también son parte del equipo del compromiso del grupo.
  • Auditores de componentes de la misma oficina que el equipo del compromiso del grupo.
  • Auditores de componentes de la misma firma.
  • Auditores de componentes de diferentes firmas.
  • Otros auditores o cualquier combinación de los puntos antes descritos.
En situaciones en las que el trabajo a realizarse sobre una entidad será llevado a cabo por un solo equipo del compromiso, la determinación de si dicha entidad es un grupo puede no tener un impacto tan significativo para la auditoría, ya que algunos de los requerimientos de los temas no serán aplicables. Por ejemplo, si el equipo del compromiso del grupo realiza el trabajo en todos los componentes, entonces el requerimiento para obtener una comprensión del auditor del componente no sería aplicable.

Para la identificación de los componentes podemos utilizar como base lo siguiente:
  • Segmentos de operación.
  • Ubicaciones contables.
  • Subsidiarias legales.
  • Líneas geográficas o de productos.
  • Paquetes de información financiera también llamados de consolidación, los cuales se utilizan para preparar la consolidación y los estados financieros del grupo.
Otros factores a considerar

También existen una variedad de factores a considerar para determinar si la entidad que se está auditando representa un grupo. La existencia de algunos de los siguientes criterios en la entidad puede ser indicativa de una auditoría de grupos:
  • Emite estados financieros consolidados.
  • Cuenta con múltiples ubicaciones.
  • Opera centros de servicios compartidos
  • Tiene subsidiarias, divisiones o sucursales.
  • Usa paquetes de información financiera o de consolidación para reunir la información financiera necesaria para la consolidación y preparar los estados financieros del grupo.
Aun cuando una entidad exhiba uno o más de los indicadores mencionados, acerca de una auditoría de grupos, la entidad pudiera no ser considerada un grupo. Por ejemplo, una entidad puede ubicar su departamento de cuentas por cobrar en la Ciudad de México, mientras que el resto de los departamentos se ubica en Monterrey. La auditoría de esta entidad probablemente no se consideraría una auditoría de grupos simplemente porque cuenta con departamentos en dos ciudades.

Otro ejemplo pudiera ser que el equipo del compromiso involucré a otro auditor de una oficina distinta a la suya para observar físicamente el inventario o los activos en una bodega propiedad de una entidad. La participación de este otro auditor en tales circunstancias, por sí misma no puede causar que la auditoría de la entidad sea considerada una auditoría de grupos.

Como lo ilustran estos ejemplos, una entidad que opera en múltiples ubicaciones no puede causar, en sí y por sí misma, que la auditoría sea una auditoría de grupos.

Algunos factores adicionales que pueden impactar la determinación, respecto a si una ubicación es un componente, incluyen:

  • La naturaleza de la información financiera en la ubicación (por ejemplo, información por separado del mayor general o de la balanza de comprobación en la ubicación).
  • La acumulación de la información financiera en la ubicación por totales de la entidad (por ejemplo, la información financiera del componente se consolida de alguna manera en la ubicación, la información financiera no se reúne automáticamente para ser consolidada a nivel de grupo o a nivel divisional con ubicaciones similares).
  • La estructura de la información de la ubicación (por ejemplo, la administración financiera en cada ubicación informa al contralor del grupo).
  • La naturaleza de los procedimientos de auditoría, si hay, realizados en la ubicación (por ejemplo, se requiere que el equipo del compromiso, u otro auditor, realice procedimientos en la ubicación por requerimientos estatutarios locales por separado).
  • Los archivos de auditoría completos se archivan en una ubicación por separado del equipo del compromiso del grupo.

Un aspecto a tomar en cuenta es que es posible tener múltiples ubicaciones y no ser considerado un grupo. La entidad pudiera tener más de una tienda, bodega o sucursal, y aun así no ser considerada un grupo, ya que no hay estados financieros de los componentes.

Asimismo, una auditoría de grupos pudiera existir en una situación donde solo haya una entidad legal. Por ejemplo, la auditoría de una entidad legal única incluye una oficina corporativa y sucursales o divisiones con varias instalaciones de operación dentro de cada una de ellas. Aunque se emite un solo juego de estados financieros para la entidad legal, hay operaciones distintas dentro de estas sucursales, la administración de la sucursal reporta la información financiera de cada división a la administración corporativa y equipos del compromiso por separado realizan trabajo sobre la información financiera de las sucursales. Como tal, este compromiso puede ser considerado un compromiso de un grupo.

Por el hecho de que en una auditoría de grupos se define como la auditoría de los estados financieros del grupo —lo cual involucra la determinación respecto a si la entidad tiene componentes cuya información financiera se incluye en los estados financieros del grupo—, estos componentes pudieran estar todos en una sola ubicación. Una entidad en una única ubicación puede considerarse una auditoría de grupos en ciertas circunstancias, algunos de los requerimientos de la NIA 600 pueden no aplicarse, como la relacionada con la visita al componente sobre una base periódica.

Aunado a lo anterior, habría situaciones donde exista la auditoría de grupos, aun cuando todo el trabajo sea realizado por el equipo del compromiso del grupo y solo se eliminarían ciertos requerimientos establecidos en la NIA 600 como son los siguientes:
  • Comprender al auditor del componente (incluyendo su independencia, competencia profesional, participación del compromiso del grupo en su trabajo y ambiente regulatorio).
  • Participación en el trabajo realizado por los auditores de componentes, respecto a la evaluación del riesgo y a los procedimientos de auditoría adicionales sobre los riesgos significativos identificados.
  • Comunicaciones con los auditores de componentes y el uso de las instrucciones de referencia.
  • Comunicación de los auditores de componentes con el equipo del compromiso del grupo.
  • Documentación respecto a la naturaleza, oportunidad y alcance de la participación del equipo del compromiso del grupo en el trabajo realizado por los auditores de componentes, revisión de las partes relevantes de la documentación de auditoría de los auditores de componentes y las conclusiones sobre las mismas.
Otros requerimientos de la auditoría de grupos aún son aplicables, por ejemplo, establecer la materialidad del componente en un monto menor de la materialidad del grupo.

Juicio profesional

Debido a la diversidad de las estructuras en los grupos y al nivel de juicio profesional que se requiere para identificar componentes, pudiera existir que en dos grupos estructurados de manera similar, los equipos del compromiso del grupo puedan clasificar los componentes de manera diferente uno del otro, dando como resultado una diferencia en la naturaleza y el número de componentes. Es decir, un grupo puede estar integrado por subsidiarias, las cuales se acumulan en segmentos de operación, para fines de reportar.

El equipo del compromiso del grupo puede definir los componentes usando los segmentos de operación o las subsidiarias, lo cual originaria una diferencia entre el número de componentes, si el número de segmentos y el número de subsidiarias fueran distintos.

Al identificar los componentes, el equipo del compromiso del grupo puede considerar los impactos de su clasificación de los componentes.

Continuando con el ejemplo anterior, si el equipo del compromiso del grupo seleccionó los componentes del grupo con base en los segmentos de operación, el equipo del compromiso del grupo necesitaría determinar cuáles de los segmentos de operación serían significativos, y usaría esta estructura como base para determinar la materialidad del componente y estar involucrado en el trabajo de los auditores de componentes. Además, cada segmento de operación, a su vez, se consideraría un subgrupo (integrado por componentes que son las subsidiarias para el grupo general).

Los auditores de esos subgrupos se considerarían equipos del compromiso del grupo en cuanto a los componentes del subgrupo y tendrían consideraciones similares sobre la determinación de cuáles de las subsidiarias subyacentes representan los componentes significativos para el subgrupo. Por ejemplo, alternativamente, si el equipo del compromiso del grupo consideró que el grupo se integraba por las subsidiarias individuales, el equipo del compromiso del grupo necesitaría determinar cuáles de estas subsidiarias son significativas y aplicar los requerimientos relacionados con las auditorías de grupos a ese nivel.

Del mismo modo, el equipo del compromiso del grupo necesitaría: obtener una comprensión de ciertos auditores de componentes; estar involucrado en el proceso de evaluación del riesgo, para aquellos de los componentes que se consideran significativos; y determinar la materialidad del componente para aquellos componentes donde una auditoría se realiza para fines de la auditoría del grupo.

C.P.C. Roberto Benavides González/Socio de Auditoría Deloitte Touche Oficina Monterrey/Miembro de la CONAA/robenavides@deloittemx.com

Contabilidad & Liderazgo ® © - DISEÑO POR HERPARK