Red de Líderes Contables del Perú y del Mundo

Documentación en una auditoría de información financiera según Normas Internacionales


Los inversionistas y los usuarios de los estados financieros, requieren tener mayor confianza en los mercados de valores y en la información reflejada en los estados financieros, dando lugar a que la norma internacional de auditoría ponga énfasis en documentar el proceso de la auditoría, con el objetivo de preparar la documentación que proporcione evidencia de que el trabajo de auditoría se llevó a cabo correctamente.

Durante el trabajo efectuado por el auditor, este debe tener presente las siguientes Normas Internacionales de Auditoría (NIA) en las que se establecen los requerimientos específicos de documentación.

La lista es enunciativa, pero no limitativa y no exime de tener en cuenta los requerimientos de toda la normatividad.

El objetivo de documentar el proceso de la auditoría es proporcionar un registro suficiente que abarque: la contratación, planeación y ejecución del trabajo, el cumplimiento de los requerimientos legales aplicables y de los requisitos de independencia, así como que se lleven a cabo de conformidad con las NIA.

Aspectos relevantes de la documentación

1. El Código de Ética Profesional indica que debemos proporcionar evidencia del juicio del Contador Público al elaborar conclusiones, respecto del cumplimiento de los requisitos de independencia. Asimismo, deberá revelarse la naturaleza de las amenazas y las salvaguardas existentes o aplicadas para reducir la amenaza a un nivel aceptable

2. La NIA 210, Acuerdos de los términos del encargo de auditoría hace énfasis en obtener firmada la carta de encargo u otra forma adecuada de acuerdo escrito, en donde se incluirán: 
  • Las cuestiones identificadas en relación con el cumplimiento de los requerimientos de ética aplicables y el modo en que fueron resueltas. 
  • Las conclusiones en relación con el cumplimiento de los requerimientos de independencia que sean aplicables al encargo de auditoría, y cualquier discusión relevante con la firma de auditoría que sustente dichas conclusiones. 
  • Las conclusiones que se hayan alcanzado en relación con la aceptación y continuidad de las relaciones con clientes, y de encargos de auditoría. 
  • La naturaleza, el alcance y las conclusiones de las consultas realizadas en el transcurso del encargo de auditoria. 
3. El proceso de la planeación, ejecución y evidencia del trabajo efectuado.

El auditor incluirá en la documentación de la auditoría:

- La estrategia global de auditoría debe considerar lo siguiente: 

  • Riesgo del sector económico en el cual opera. 
  • Riesgo derivado del desarrollo de nuevos productos y/o servicios. 
  • Expansión del negocio, por ejemplo, que la demanda no haya sido estimada correctamente. 
  • Riesgos relativos a nuevos requerimientos contables, por ejemplo, no contar con personal capacitado para llevar a cabo la valuación y presentación de la nueva norma aplicable. 
  • Requerimientos de financiación actuales y prospectivos (un riesgo puede se que no se obtenga financiamiento por parte de las instituciones ni de los socios, debido a la incapacidad de generar flujos de efectivo que permitan a los interesados ser atractiva la inversión por considerarla una empresa con liquidez y rentable. 
  • La utilización de Tecnologías de la Información (TI); un riesgo puede ser que la entidad no pueda invertir en sistemas que le permitan ser más eficientes, lo cual originará un aumento de costos y salirse de mercado. 
- El plan de auditoría y cualquier cambio significativo realizado durante el encargo de auditoría en la estrategia global de auditoría o en el plan de auditoría, así como los motivos de dichos cambios.

Cabe mencionar que no existe una fórmula o listado de la cantidad de información con la cual debe contar el archivo del auditor, porque los documentos que se anexen, dependerán de factores como los siguientes: 
  • La dimensión y la complejidad de la entidad. 
  • La naturaleza de los procedimientos de auditoría a aplicar. 
  • Los riesgos identificados de incorreción material. 
  • La significatividad de la evidencia de auditoría obtenida. 
  • La naturaleza y extensión de las excepciones identificadas. 
  • La necesidad de documentar una conclusión o la base para una conclusión que no resulte fácilmente deducible de la documentación del trabajo realizado o de la evidencia de auditoría obtenida. 
  • La metodología de la auditoría y las herramientas utilizadas. 
  • Los documentos preparados deben ser comprensibles para un auditor experimentado, quien pueda comprender qué trabajo se llevó a cabo y las conclusiones a las cuales se llegó; no hay que perder de vista que estos documentos son sujetos a revisión por terceros, con fines de regulación o de control de calidad. 
4. Compilación de la información que sirva de base para emitir una opinión. Se deben establecer políticas y procedimientos para completar oportunamente la compilación de los archivos de auditoría. Un plazo adecuado para completar la compilación del archivo final de auditoría no debe exceder de los 60 días siguientes a la fecha del informe de auditoría. Tener presente que el plazo de conservación para encargos de auditoría es habitualmente mayor a cinco años a partir de la fecha del informe de auditoría.

5. Fraude. Un aspecto que no debe faltar al documentarse es obtener la evidencia de auditoría con respecto a los riesgos valorados de incorreción material debida al fraude o a indicios de fraude. En las noticias publicadas recientemente se han dado a conocer que algunas entidades gubernamentales han pagado un sobreprecio por adquisición de bienes o servicios, o del pago de bienes o servicios que nunca se recibieron.

Hay que conocer la complejidad de las operaciones efectuadas para diseñar el procedimiento que mitigue este tipo de operaciones. Asimismo, el auditor debe aplicar su juicio profesional para determinar la naturaleza, el momento de realización y la extensión de la comprobación de los asientos en el libro diario y otros ajustes. Algunas operaciones de fraude a menudo se realizan al cierre de un periodo de información, y se registran en el libro diario por no ser una operación normal.

La información financiera fraudulenta seguido se proporciona mediante incorrecciones intencionadas en las estimaciones contables. Esto puede hacerse, por ejemplo, manipulando las pérdidas o utilidades de un ejercicio mediante la infravaloración o la sobrevaloración de las provisiones o reservas, con el fin de engañar a los usuarios de los estados financieros e influir en su percepción de los resultados y de la rentabilidad de la entidad.

Otro aspecto a considerar dentro de la valoración de las incorreciones materiales derivadas del fraude es analizar si los juicios o hipótesis que afectan a estimaciones contables significativas.

El auditor incluirá en la documentación de la auditoría:

a) la estrategia global de auditoría, 
b) el plan de auditoría, 
c) cualquier cambio significativo realizado durante el encargo de auditoría en la estrategia global de auditoría o en el plan de auditoría, así como los motivos de dichos cambios.

Como ejemplos de cuestiones que el auditor puede tener en cuenta para obtener conocimiento de los objetivos, las estrategias y los correspondientes riesgos de negocio de la entidad, que puedan dar lugar a un riesgo de incorrección material en los estados financiero, cabe citar los siguientes: 

  • Desarrollos sectoriales (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, que la entidad no cuente con el personal o la especialización para hacer frente a los cambios en el sector). 
  • Nuevos productos y servicios (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, el aumento de las responsabilidades ligadas a los productos). 
  • Expansión del negocio (un riesgo de negocio potencial relacionado con ello puede ser, por ejemplo, que la demanda no haya sido estimada correctamente). 
  • Nuevos requerimientos contables (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, una implementación incompleta o incorrecta, o un incremento de los costos) 
  • Requerimientos normativos (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, una mayor vulnerabilidad desde un punto de vista jurídico). 
  • Requerimientos de financiación actuales y prospectivos (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, la pérdida de financiación, debido a la incapacidad de la entidad de cumplir los requerimientos. 
  • La utilización de TI (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, que los sistemas y procesos sean incompatibles). 
  • Los efectos de implementar una estrategia, en especial cualquier efecto que pueda dar lugar a nuevos requerimientos contables (un riesgo de negocio potencial relacionado puede ser, por ejemplo, una implementación incompleta o incorrecta). 
Uno de los puntos para concluir la auditoría es hacer una lista, es decir un resumen en donde se describa las cuestiones significativas identificadas durante la realización de la auditoría y el modo en que se trataron, con la finalidad de facilitar revisiones e inspecciones eficaces y eficientes de la documentación de auditoría, y lo más importante ayudar al auditor a considerar si a la vista de los procedimientos de auditoría aplicados y de las conclusiones alcanzadas, existe algún objetivo individual que no pueda alcanzar, lo que le impedirá cumplir los objetivos globales del auditor.

Archivo final de auditoría

El auditor reunirá la documentación del trabajo efectuado en el archivo de auditoría y completará el proceso administrativo de compilación del archivo final, después de la fecha del informe de auditoría, y por ningún motivo eliminará ni descartará documentación de auditoría, cualquiera que sea su naturaleza, antes de que finalice su plazo de conservación.

En conclusión, el proceso de documentar los encargos de auditoría inicia cuando se evalúa la solicitud del cliente, luego durante la planeación, la ejecución y conclusión a la que se llega después de haber aplicado las diversas pruebas que permitan valorar las diferentes aseveraciones de los diferentes rubros de los estados financieros.

Es importante llevar a cabo el trabajo con base en la Norma Internacional de Auditoría, implementar procedimientos, y tener la certeza de que se lleven a cabo. Asimismo, se debe dar a conocer a los clientes que la opinión del auditor tiene como fundamento a la aplicación de la Norma Internacional de Auditoría, lo cual aumenta el grado de confianza de los usuarios en los estados financieros.

Fuente : Revista Contaduría Pública www.contaduriapublica.org.mx


Contabilidad & Liderazgo ® © - DISEÑO POR HERPARK