Red de Líderes Contables del Perú y del Mundo

Deficiencia del control interno: herramientas para que el auditor determine si es significativa

Deficiencia del control interno: herramientas para que el auditor determine si es significativa

"El auditor que en el proceso de auditoría detecte o evidencie deficiencias significativas en el sistema de control interno, se encuentra en la obligación de comunicarlo en el informe; el criterio profesional es la clave para determinar la significatividad de las deficiencias".


En el proceso de auditoría, el auditor dentro de sus funciones debe ejecutar la revisión del sistema de control interno, de modo tal que pueda determinar el acertado funcionamiento del mismo, definiendo la eficacia de los procesos de control en la detección de errores de proceso y en la prevención del fraude, hechos que conducen a la alteración de la información financiera producida por la organización, y afecta a los usuarios de la información al someterlos a información poco confiable, puesto que los mecanismos de control no son eficaces en la detección de incorrecciones materiales.

¿Cómo determinar si una deficiencia del control interno es significativa?

“Hay que considerar la significatividad de una deficiencia o de un conjunto de deficiencias en el control interno, que no depende solamente de la capacidad para producir efectivamente alguna incorrección”

En concordancia con lo expuesto en la NIA 265, lo primero que hay que considerar es la significatividad de una deficiencia o de un conjunto de deficiencias en el control interno, que no depende solamente de la capacidad para producir efectivamente alguna incorrección, sino también de la probabilidad de que se pueda producir y de la posible magnitud de la incorrección. En consecuencia, pueden existir deficiencias significativas aunque el auditor no haya detectado incorrecciones durante la ejecución de la auditoría.

Algunos criterios para establecer la significatividad:

1. La probabilidad de que las deficiencias produzcan incorreciones materiales en los estados financieros.

2. La exposición del activo o pasivo, sobre el que recae la deficiencia del control, a pérdida o fraude.

3. La subjetividad y complejidad al momento de fijar las cantidades estimadas, como, por ejemplo, las estimaciones contables a valor razonable.

4. Las cantidades en los estados financieros que podrían estar afectadas por las deficiencias, teniendo en cuenta que un proceso de control puede afectar simultáneamente diferentes partidas. Por ejemplo: un control sobre las cuentas por cobrar (instrumento financiero), también afecta el control sobre el efectivo o sus equivalentes e incluso en el momento de los inventarios y sus procesos de valuación.

5. El movimiento que se ha originado o podría ocasionarse en el saldo de las cuentas o tipos de transacciones afectadas.

6. La importancia de los controles en relación con el proceso de información financiera, por ejemplo:
  • Controles generales de seguimiento: la supervisión de dirección.
  • Controles sobre la prevención y detención del fraude.
  • Controles sobre la selección y aplicación de políticas contables significativas.
  • Controles sobre las transacciones significativas con partes vinculadas.
  • Controles sobre las transacciones significativas ajenas al curso normal de negocio de la entidad.
7. La causa y frecuencia de las excepciones detectadas como consecuencia de las deficiencias de los controles.

8. La interacción de la deficiencia con otras deficiencias en el control interno.

Indicadores de deficiencia significativa:

En el sistema de control interno de forma general, porque cada empresa a partir de sus particularidades constituye unas necesidades y control específicos, se pueden señalar las siguientes situaciones que deben ser consideradas por el auditor como potenciales condiciones generadores de una deficiencia:

1. Los indicios de que los responsables del máximo órgano de dirección de la entidad no han inspeccionado adecuadamente transacciones significativas sobre las cuales la Administración y/o Gerencia ha manifestado intereses financieros.

2. La identificación de fraude de la Dirección, con independencia de la materialidad, que el sistema de control interno de la entidad no evitó.

3. La falta de implementación por, parte de la Dirección, de medidas correctoras en relación con deficiencias significativas informadas en anteriores períodos.

4. La ausencia de un proceso de valoración del riesgo dentro de la entidad, cuando el ente auditado por sus condiciones requiera de uno.

5. Evidencia de un proceso ineficaz de valoración del riesgo por la entidad. Por ejemplo la falta de identificación, por la Administración y/o Gerencia de un riesgo de incorrección material que el auditor podría esperar que hubiera sido identificada en el proceso de valoración del riesgo por la entidad.

6. Reconocer una respuesta ineficaz ante riesgos significativos identificados. Por ejemplo, ausencia de controles sobre los clientes y en el último año la cartera ha tenido un crecimiento inesperado, por el aumento de ventas financiadas.

7. Incorrecciones detectadas por los procedimientos del auditor, las cuales podrían haber sido evitadas, detectadas y corregidas por el sistema de control interno. Por ejemplo: la sentencia desfavorable de una demanda laboral afecta significativamente el disponible de la organización, debido a que no se registraron las provisiones requeridas, todo bajo el argumento de que el litigio tendría un resultado a favor del empleador; ante esta situación el sistema de control interno debió verificar el estudio jurídico que le brindaba sustento a tal señalamiento, que si bien no impide la revelación de la contingencia, sí inhibe el reconocimiento de la provisión. Por lo anterior, el control interno de la entidad no evitó o bien no detectó y, por tanto, no corrigió la incorrección.

8. La reformulación de estados financieros publicados, de anteriores períodos, incluido un corte intermedio del período auditado, con el fin de agregar la corrección de una incorrección material debida a error o un fraude que no fue tenida en cuenta de manera inicial para la generación de los informes, y que por tanto saltó el proceso de control interno.

9. Evidencia de que la Administración y/o Gerencia ha manifestado incapacidad para supervisar de manera integral el proceso de preparación de los estados financieros.

Fuente : http://actualicese.com/

Contabilidad & Liderazgo ® © - DISEÑO POR HERPARK