Red de Líderes Contables del Perú y del Mundo

NIA 570 : Empresa en Funcionamiento. [Aspectos Clave]

NIA 570, Empresa en Funcionamiento. Aspectos Clave
La norma internacional de auditoria 570 se refiere a la responsabilidad del auditor en la auditoria de los estados financieros en relación al uso por la administración del supuesto de negocio en marcha como un supuesto para la preparación de los estados financieros.

Este supuesto de negocio en marcha considera que la entidad continúa en negocios por el futuro predecible. De esta manera, algunos marcos de referencia de información financiera requieren que la entidad elabore los estados financieros sobre la base de negocio en marcha, para lo cual la entidad debe evaluar la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha. Siendo este también un requisito para la elaboración de los estados financieros.

La evaluación que debe realizar la administración implica hacer un juicio sobre los resultados que se pueden alcanzar en un periodo de tiempo, basándose en la información disponible al momento de hacer el juicio, teniendo en cuenta factores como el tamaño y complejidad de la entidad, y naturaleza y condición de su negocio.


Por consiguiente, el auditor tiene la responsabilidad de obtener suficiente y apropiada evidencia de auditoria sobre el uso de la administración del supuesto de negocio en marcha para la elaboración y presentación de los estados financieros, y concluir si existe cualquier incertidumbre de importancia relativa sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha. Es importante aclarar que así el auditor no presente ninguna duda con relación a la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha, esto no significa que el dictamen del auditor pueda interpretarse como una garantía en cuanto a esta capacidad, el dictamen expresa la opinión del auditor sobre los estados financieros.

OBJETIVOS

El objetivo del auditor es obtener suficiente y apropiada evidencia de auditoria con respecto al uso de la administración del supuesto de negocio en marcha en la elaboración y presentación de los estados financieros. En base a esta evidencia el auditor debe determinar si existe alguna incertidumbre de importancia relativa en relación a la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, identificando también las implicaciones en el dictamen del auditor.

REQUISITOS

Procedimientos y actividades relacionadas con la evaluación del riesgo: Al realizar la evaluación del riesgo de acuerdo a la norma internacional de auditoria 315, el auditor debe determinar si existen sucesos o condiciones ya sea financieros, operativos, u otros, que indiquen dudas importantes sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha. Para esto el auditor deberá obtener la suficiente y apropiada evidencia de auditoria, analizar si la administración ha realizado la evaluación pertinente sobre la capacidad de la entidad y discutir con ellos sobre los resultados alcanzados, y si han identificado alguna condición que afecte la capacidad de la entidad, y cuáles serán las acciones a seguir.

Conclusión sobre la evaluación de la administración: El auditor debe revaluar la evaluación de la administración sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, teniendo en cuenta el mismo periodo que la administración, el cual debe ser de al menos doce meses o el indicado por el marco de referencia de información financiera aplicable. Al concluir la evaluación, el auditor debe determinar si la evaluación de la administración ha incluido toda la información relevante.

Periodo más allá de la evaluación de la administración: El auditor junto con la administración deberán analizar condiciones o sucesos más allá del periodo de evaluación que puedan determinar dudas importantes sobre la capacidad de la entidad de continuar con el negocio en marcha.



Procedimientos adicionales de auditoria cuando de identifican sucesos o condiciones: Si el auditor ha identificado sucesos o condiciones que presenten dudas de importancia sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, el auditor deberá diseñar e implementar procedimientos de auditoria para obtener la suficiente y apropiada evidencia sobre si las dudas son de importancia relativa. Estos procedimientos pueden incluir la solicitud a la administración para la realización de la evaluación de la capacidad de la entidad cuando no la han realizado, revisión de los planes y acciones a seguir por parte de la administración, evaluación de las proyecciones cuando la entidad la ha elaborado, y solicitud de representaciones escritas con respecto a los planes y acciones de la administración.

Conclusiones y dictamen de auditoria: En base a la evidencia que el auditor pueda obtener, el auditor deberá establecer si existe una incertidumbre de importancia relativa sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, y que afecte la presentación razonable de los estados financieros o que puedan inducir a error.

Uso apropiado del supuesto de negocio en marcha pero existe una incertidumbre de negocio en marcha: Si la administración usa apropiadamente el supuesto de negocio en marcha, pero existe la incertidumbre sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, el auditor debe determinar si los estados financieros describen apropiadamente los sucesos o condiciones que determinan esa incertidumbre y los planes de la administración para tratar esos sucesos y condiciones. De la misma manera, el auditor debe determinar si los estados financieros revelan claramente la incertidumbre de importancia relativa sobre la capacidad de la entidad de continuar con el negocio en marcha y tal vez su capacidad para realizar sus activos y descargar sus pasivos.

Cuando los estados financieros cumplen con estas condiciones el auditor deberá expresar esta situación en el dictamen sobre los estados financieros resaltando la incertidumbre y su revelación en los estados financieros. Si los estados financieros no revelan la incertidumbre, el auditor deberá presentarlo en su dictamen con sus implicaciones.

Uso inapropiado de supuesto de negocio en marcha: Si el auditor determina que el supuesto de negocio en marcha por parte de la administración para la elaboración de los estados financieros es inapropiado, deberá expresar una opinión adversa en su dictamen.

Falta de disposición de la administración para hacer o extender su evaluación: El auditor deberá determinar en su dictamen las implicaciones de que la administración se niegue a realizar o extender su evaluación sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha. O abstenerse de dar su opinión si no puede obtener la suficiente y apropiada evidencia de auditoria.

Comunicaciones con los encargados del gobierno corporativo: El auditor debe comunicar a los encargados del gobierno corporativo los suceso o condiciones que indiquen una incertidumbre de importancia relativa sobre la capacidad de la entidad para continuar con el negocio en marcha, determinando si es conveniente el uso del supuesto de negocio en marcha para la elaboración de los estados financieros y las adecuaciones pertinentes en los estados financieros.

Retraso importante en la aprobación de los estados financieros: Si se presenta un retraso en la aprobación de los estados financieros por parte de la administración o encargados del gobierno corporativo, el auditor deberá determinar las causas de este retraso y establecer si se relaciona con la evaluación del negocio en marcha. Así, el auditor deberá implementar procedimientos de auditoria adicionales para determinar si se genera una incertidumbre de importancia relativa

Fuente : http://auditool.org/

Contabilidad & Liderazgo ® © - DISEÑO POR HERPARK